Bonito del norte en formato mini

20130822-003811.jpg

Hoy os desvelamos uno de los secretos mejor guardados de la familia de la rubia (ósea yo), la receta estrella de todos los veranos: el rollo de bonito de mi abuela. La verdad que, como buena abuela, cocina deluxe, eso sí, sin cantidades (¿¿en qué momento de la vida desarrolla uno el ojímetro para la cocina??). Por eso, mi idea era que lo preparase ella y ver cómo lo hacía, pero por temas logísticos no ha podido ser, así que me contó la receta por teléfono y como la habré visto prepararlo mil veces decidí lanzarme a la aventura. Aunque tengo que reconocer que no soy muy valiente así que en lugar de atreverme con un súper rollo me lance a hacer rollos minúsculos, de aquí el formato mini ;).

La receta de hoy no es fácil, no os asustéis, tampoco es difícil pero sí un poco coñazo laboriosa, sobre todo la parte de limpiar el pescado (puajjj). En Asturias, en muchos supermercados venden ya el bonito preparado “para rollo”, no sé cómo será en el resto de España pero si lo compráis así esa parte que os ahorráis… Yo en este caso no tuve suerte y me tocó pegarme con el bicho, pero eso sí, os digo que con lo rico que queda merece la pena. ¡Empezamos!

Ingredientes para 4 personas…

  • Una raja de bonito de unos 500g.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 1 ó 2 huevos (depende del tamaño).
  • Harina.
  • 1 lata de tomate triturado.
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 2 cucharaditas de perejil.
  • Aceite de oliva, sal.

Con las manos en la masa…

Lo primero de todo: ¡hay que lavarse las manos! Obviamente es importante siempre que cocinamos ¡pero hoy más! Con los dedos, y la ayuda de un cuchillo si fuera necesario, vamos desmigando el bonito eliminando la parte más roja (esta parte mi abuela se la salta, pero yo soy un poco escrupulosa) y las espinas. Reservamos en un plato hondo o un bol.

Ahora vamos a “aliñar” el bonito: le echamos sal, perejil, un diente de ajo muy picado y una cebolla partida muy pequeñita (si hace falta, usad un robot de cocina o similar). Con la ayuda de las manos mezclamos bien para que quede una masa homogénea. Si no queréis no hace falta echar la cebolla pero (palabras textuales de mi abuela) le da jugosidad al rollo, que el bonito ye un pescao muy seco.

En un bol, batimos un huevo o dos (según el tamaño) y vamos incorporándoselo a la mezcla anterior poco a poco: no puede quedarnos una masa muy líquida porque sino será muy difícil de manejar. Así que ojito, hablo por experiencia…

Preparamos harina en un plato y vamos formando minirollos o maxi albóndigas con la mezcla y rebozándolos en ella. Si habéis echado mucho huevo tendréis que echar mucha harina para conseguir trabajar con los rollos.

Una vez tengamos nuestras albondiguillas de bonito, las freímos con un poco de aceite de manera que queden doradas por fuera pero no se hagan mucho por dentro y reservamos en un plato.

En la misma sartén, pochamos a fuego medio la otra mitad de la cebolla cortada en trocitos. Cuando esté transparente incorporamos la lata de tomate natural triturado, un poco de sal, una pizquita de azúcar, el pimentón y dejamos que se haga durante unos 5 minutos a fuego bajo.

Por último, incorporamos los rollitos a la salsa y dejamos que se acaben de hacer en ella dándoles la vuelta cada poco para que se cocinen uniformemente. ¡Freímos unas patatas y a comer!

20130822-004017.jpg

20130822-004031.jpg

Anuncios

16 comentarios en “Bonito del norte en formato mini

  1. Me encanta esta receta, pero como tu dices es muy latosa. Así qué prepárate porque cuando vengas a mi casa ya sabes lo que tienes que traer en el tuper!!!

  2. Me encanta el bonito, es uno de mis pescados preferidos, y estos mini rollitos tuyos tienen una pinta estupenda. Hay que investigar si al menos lo venden ya limpio por aqui por Madrid. Un saludo.

  3. Yo creo que eres un poco exagerada, lleva trabajo, pero como también lo llevan las albondigas o las croquetas, así que, el que algo quiere, algo le cuesta.
    Me han encantado, ya te contaré cuando los haga. Aunque haré la versión tuya, pequeños, porque si no creo que por dentro no se harían.
    besos,

    • Igual si soy un poco exagerada ajajaja pero si me parece que es una receta más laboriosa de lo que normalmente publicamos en el blog! Y que no es una cosa para hacer a diario! eso sí, tengo que reconocer que nunca he hecho croquetas :)

      Sobre el tamaño en realidad aquí en Asturias se suele hacer grande es lo tradicional y queda un poco más jugoso y sí se hace por dentro! además hay gente que incluso le echa trocitos de jamón, huevo cocido..de todos modos así chiquitinos son más manejables para no expertos!ya nos contarás si te animas!

  4. Madre mía, esto es de las cosas más míticas de mi infancia. A mí no me gustaba el bonito así…de normal, (es que tu abuela tiene razón, ye muy seco, jajaja), así que mi madre venga a echarle salsa de tomate y a inventarse cómo me lo podía hacer comer. Ahora ya ha cambiado todo, pero el rollo de bonito me sigue recordando a mi infancia, jajaja.
    Y sí, en los supermercados lo venden, y en las pescaderías (al menos en la mía) te lo hacen si se lo pides, porque la semana pasada se lo vi llevar a una señora, jajaja.

    Gracias por llevarme a mi infancia con esta receta tan apañada :D

    • Jajajajajaj me alegro de que te haya traido buenos recuerdos!a mi me pasa lo mismo, me recuerda a los veranos de cuando era pequeña!!:) aunque a mi me gusta el bonito de todas las maneras (una que es de buen comer ajjajaja)

      No sabía si lo de las pescaderías lo hacían en todas partes, gracias por compartirlo con nosotras!!:) un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s